Lejos y amigos

Lo normal es que los amigos de la infancia se queden en la infancia, muertos, niños que no crecen. También es normal que llueva en invierno. Quizás la culpa la tenga el cambio climático. LLevabas tirantes y en todos los recreos absorbías zumo, igual que un árbol, por la pajita. Tu piel tenía el color de la corteza. Yo era un gordo gracioso, como tus mofletes. Hoy me dices que te gusta lo que escribo. Sigo siendo gracioso y un poco menos gordo, y tú has crecido lejos. Lo normal, ya sabes, es que los amigos de la infancia se queden en la infancia, y sin embargo, es invierno y no llueve. Quizás el cambio climático tenga la culpa.