No sé escribir

Hoy, y sólo hoy, quiero estar solo. Dudo por todo, de todo y con todo, sobre todo lo que soy. Es un día de estos que la gente llama negros, yo prefiero llamarlos malos para evitar el choque de culturas tan de moda en este año. Levantarse con el pie izquierdo si eres de derechas, con el derecho si eres de izquierdas, con ninguno si el día es verdaderamente malo. Lo que quiero decir es que hoy tengo el negro encima, perdón, la mala suerte encima, incitándome a que crea que lo nuestro es sólo de puertas para adentro. Los sintechos tampoco tienen paredes, ni ventanas, no tienen puertas y aunque mis poemas no valgan seré escritor de todas formas, pagando con dinero negro, sucio de sótano, ilegal sin papeles, a un negro que no abanique, que negro en sombra haga obras para mis antologías. Estoy negro de estar acompañado, negro de respirar el aire negro de esta ciudad negra que ennegrece mi sentido del humor en este día malo, por evitar el choque de culturas. Hoy, y sólo hoy, quiero estar solo, porque tú estás lejos y a Leo García no le gustan mis poemas.

PD: A ver si nombrándote te dignas a escribirme algo.