A los recitales no va nadie(o al menos)

La mujeres no son para tanto, o al menos las que él conoce. Beber es un hábito, una tradición de poetas golfos que necesitan experiencias para escribir, o al menos para vivir. No os conformeis con menos que la vida, decía un poeta en verso, no os conformeis con menos de una barra libre, dijo ese mismo poeta apoyado contra la pared y mirando a las chicas saltarinas de enfrente. Mañana más.