Verdad absoluta

Somos las personas sacos de estiércol.