5.11.2007

A dos velas

No creaís que el dinero no es importante, buscádlo siempre, buscad céntimos en el suelo, porque todo se puede conseguir con él y su dinastía. Os dirán que hay cosas como el amor: Imcomprables, pero están llenas las esquinas de amor, los burdeles de amor repletos. Y que más da que sea un falso amor, que te amen sin tus remiendos? La salud se paga en los mejores hospitales, en el mercado negro. Y después vendrán y te dirán arrepentidos: ¿me dejas algo de dinero?

4 comentarios:

Esther dijo...

Claro que el dinero nos ayuda a no tener complicaciones materiales.

No tener complicaciones materiales, ayuda a que nuestra existencia sea más cómoda.

Que nuestra existencia sea más cómoda, ayuda a que dediquemos más tiempo al ocio.

Dedicar más tiempo al ocio, ayuda a que nuestros sentimientos se sientan liberados.

Que nuestros sentimientos se sientan liberados, ayuda a que sea más fácil encontrar el amor.

Que sea más fácil encontrar el amor, ayuda a atraer la felicidad.

Por tanto, podríamos decir que la felicidad es directamente proporcional al dinero que poseamos.

(Todo esto es una falacia, por supuesto).

Arwen dijo...

Ya lo dijo alguien por ahí: el dinero no da la felicidad, pero ayuda mucho (creo que fue Groucho Marx, ese gran genio).
No tener dinero es lo peor, porque sólo piensas en cómo tenerlo, cómo hacer todo sin tenerlo (comer, vivir bajo un techo, divertirse algo) y por qué no lo tienes.
Y el amor, por muy bonito que sea, no alimenta, salvo que la persona amada esté forrada y te mantenga, eso hay que tenerlo claro.

alma dijo...

No es mas feliz el que mas tiene sino el que menos necesita

campanilla dijo...

Es muy triste, pero hoy en día la gran mayoría de la gente tiene un concepto claro (pero erroneo creo yo): "con dinero todo se consigue".
Aunque no esté deacuerdo vivo en una ciudad, rodeada del consumismo, necesitamos gastar para tener y sentirnos algo más llenos. Uno de mis problemas es el darle tanta importancia a lo que los demás dicen y así, lo único que consigo es convertirme un poco más en ellos.
Siento darle tanta importancia a lo que no la tiene.