Premonición

Llegará un día en el que para nacer habremos de hipotecarnos, y será entonces el fin pues estaremos endeudados de vida.