10.20.2007

Cortaúñas

Quítate la falda. Vístete las piernas. Saca la lengua. No roces los labios. ¿Café? Cierra la ventana. Sube las persianas. ¿Té? Ponte la falda. Enséñame tus piernas. ¿Roce? Una tostada. Úntame los labios. ¿Yo? Un café cortado. ¿Nada? Mérmelada de fresa. Túmbate en mis dedos. Muérdeme las uñas.

1 comentario:

Fran dijo...

Morder las uñas es una provocación, un suicidio tal vez, de las prisas. Éstas, a su vez, muerden humanos y nosotros aplicamos el código de Hamurabi del ojo por ojo implacablemente.

Me alegro de leerte por primera vez. Pásate por mi rincón surrealista cuando quieras.

Fran.

http://denguecortos.blogspot.com