Antes de corregirlo os lo enseño

Eres la palabra tiempo en mi boca.
Si digo calor es porque tu vientre
se expande arenoso por toda costa,
si digo tempestad,
es tu espalda espejo frío, ventisca.

Y así te miro, como temporal,
como el campesino escudriña el cielo
en busca de sus límites,
de su sustento, miro.

Proserpina heredera de la muerte
y de la vida igual que el ser humano,
¿por qué te empeñas en abandonarme?

Tienes la cara roja de llorar

granos de granada.

...............................Hasta el infierno

es gélido en tu ausencia.

Eres la palabra tiempo en mi boca.
Si digo mañana es porque me miras,
si digo noche,

...................... tu respiración
me serena. Eres tiempo en mi boca.