11.22.2007

Antes de corregirlo os lo enseño

Eres la palabra tiempo en mi boca.
Si digo calor es porque tu vientre
se expande arenoso por toda costa,
si digo tempestad,
es tu espalda espejo frío, ventisca.

Y así te miro, como temporal,
como el campesino escudriña el cielo
en busca de sus límites,
de su sustento, miro.

Proserpina heredera de la muerte
y de la vida igual que el ser humano,
¿por qué te empeñas en abandonarme?

Tienes la cara roja de llorar

granos de granada.

...............................Hasta el infierno

es gélido en tu ausencia.

Eres la palabra tiempo en mi boca.
Si digo mañana es porque me miras,
si digo noche,

...................... tu respiración
me serena. Eres tiempo en mi boca.

10 comentarios:

alma dijo...

Qué grande eres,poeta...

Francisco José Najarro Lanchazo dijo...

Así da gusto poner poemas, jejeje.

J.Riaño dijo...

Jajajaja la verdad es que si, eres grande, y aunque literariamente estemos siguiendo caminos distinto siempre habrá cabida para hacer eso que tantas veces hemos intentado, un libro en conjunto.

Arwen dijo...

'Eres la palabra tiempo en mi boca', eso no me gusta, es como marcar la finitud (¿se dice así?).

manly dijo...

¿granos de granada?

Francisco José Najarro Lanchazo dijo...

Plutón le dio a Proserpina semillas de granada para que regresará con él, ya que estas semillas son símbolo de fidelidad, o al menos lo eran para los romanos y los griegos.

Ann dijo...

Hace mucho que no me mandás tus poemas. Los extraño.

Extraño esa sensación que me dejan, de verme reflejada en cada palabra, de sentirme unida al mundo.

Gracias.

taun dijo...

Está interesante. Me gustan los últimos versos. Pero alomejor una última vuelta de tuerca y engrasarlo un poquillo más.

kriss dijo...

Que bonic!!
¡Es muy bonito!
Joo, que ganas tengo de aligerar el tiempo...

Club de Lectura del Campus de Vicálvaro dijo...

Como siempre, poeta, sabe a las semillas de granada