4.20.2008

El veinticho van veintiuno

Ana, me gusta saber que aún recuerdas el mote que ocupaba mi nombre con dieciséis años, ahora que cada vez son más los pelos que caen sobre mi almohada. ¿Recordará alguien, tras los inviernos altos, que hubo un cuerpo llamado como yo? Quizás tú puedas decírmelo, aunque sólo sea pronunciándome.

2 comentarios:

Alisea dijo...

no...no sabia dónde escribirte mi opinión sobre el nuevo lifting que le has hecho a tu blog...no tiene nada ke ver con tu texto, que igualmente sí lo h leido, y ya sabes lo que opino de tus letras...me gustan el orden que les das creando historias...
Pero te escribo, principalmente, para aclarar que ahora me gusta mucho mas tu blog...enhorabuena pakito!!!
algun dia alcanzare tu nivel jejejjee
besos!!!

Ann dijo...

Siempre serás un cuerpo a la distancia, una persona en la memoria, tengas 21 o 16.

Porque siempre serás Trepe, aunque no tengas nada de lo que te dio ese mote.