Esperanza

El egoismo en el ser humano existe, crece en él ya en el útero, al igual que los pies o los ojos. Sin embargo extraños ejemplares nacen y te sorprenden. Estos días he descubierto el fósforo astillado, de Juan Andrés García Román, he conocido la buena música y la presencia entrañable de Miguel Ángel Bueno, y disfrutado del directo de "el desván del duende", divertido y poético. La esperanza aparece gracias al arte, a la generosidad de los artistas, que no dan dinero (una lástima) pero sí vida.