Siesta

.
.
Te escondes bajo las mantas como un caracol. Quizás es que el sueño es tu casa y soy yo la piedra donde babeas.