Cambio

Con esto de Garzón ando perdido, ya no sé ni quién fue Franco, y para colmo nuestro Presidente cambia el socialismo. Pensiones que tiritan, funcionarios que sueñan oposiciones para empresas privadas o bebés con hambre debajo del brazo, en El País y en nuestro país. Que las palabras son como monedas donde queda acuñado el rostro de la persona a quien se dicen, nos escribió Luis Rosales, y en este verso quizás se ampara Zapatero, que al no ver dinero olvida con cara lo que dijo y les pide propinas a los que se las debe. Si son PSOE y PP los que huelen raro, ¿por qué votar al tecer, cuarto o quinto partido es tirar el voto a la basura?