4.01.2011

El Ego, Copyright del hombre


¿Cómo voy a escribir poesía si no creo en los hombres? ¿Cómo voy a leer poesía si los poetas sólo son hombres? La casa para el hombre. El coche para el hombre. La fábrica para el hombre. El hombre y su obra. El poeta y su obra. En la casa duerme. En el coche domina. En la fábrica repite. La obra y su poeta. Mi libro no duerme. Mi libro domina. Mi libro repite. La obra y su hombre y su hombre y su hombre y su hombre.

1 comentario:

Diego VOLIANIHIL dijo...

Hay que matar al hombre para leer poesía. Sin autor, es mucho más fácil.