España se maquilla



La única esperanza que nos queda es el daltonismo de las futuras generaciones. Votantes daltónicos que no sepan a quien votan. Quizás así los políticos dejen de lado los colores y hagan algo para evitar la crisis, pero no la económica, sino la de valores.